El grupo de danza folclórica Brage

El grupo de baile folclórico Brage forma parte de la Asociación Brage en Helsinki, fundada en 1906, que representa la minoría suecoparlante de Finlandia. La Asociación busca preservar, enriquecer y promocionar la tradición popular sueco-finlandesa en Finlandia.

El grupo de danza se compone de bailarines de edades muy variadas. Los niños ya pueden comenzar a bailar a la edad de cuatro años, a través de los grupos de juego de Brage, y los adultos pueden continuar bailar hasta la edad que quieran, siempre que la salud se lo permita. Los miembros del grupo de danza folclórica se reúnen cada semana para practicar sus habilidades de baile, encontrarse con amigos y para mantener vivo el patrimonio cultural.

El distinguido repertorio del grupo de baile Brage incluye minuetos, polcas, hambos y juegos musicales.  El grupo de danza Brage se difiere de otros grupos de baile en el país y ha logrado aumentar el interés por las tradiciones culturales locales sueco-finlandeses.

Los pasos del baile folclórico sueco-finlandés  son más suaves y firmes, en comparación con los bailes populares finlandeses más ágiles y atléticos. Los bailes en corro son más absorbentes y los gritos alegres se escuchan fuertes.

El grupo de danza folclórica Brage ha desarrollado su repertorio sustituyendo los bailes individuales sucesivos con conjuntos más complejos, donde se usan las canciones, los bailes y la música para describir los acontecimientos en la vida, igual que se hacía en los viejos tiempos. Las producciones se concentran principalmente en ocasiones festivas.

Los trajes se fabrican respetando los modelos originales, pero no son iguales, dado que los bailarines suelen llevar trajes regionales de acuerdo con las raíces y gustos personales de cada uno.

El grupo de baile Brage tiene una larga tradición en participar en espectáculos de danza y festivales tanto en Finlandia como en el extranjero. Una estrecha cooperación con los músicos y cantantes calificados es requisito previo, así como una garantía para el éxito de los programas en su conjunto.

Mientras que el grupo trata de realizar actuaciones de baile agradables de ver y mantener un alto nivel de calidad y la autenticidad histórica, los bailarines no olvidan que lo más importante es bailar y pasarlo bien juntos. Hoy en día, la vida vivida es patrimonio cultural de nuestros nietos. La vida que vivimos hoy, será el patrimonio cultural de nuestros nietos.